Comunidad de diseñadores puertorriqueños

El Uso Justo o “Fair Use”

Fair Use

Es de conocimiento público, que cada obra tiene derechos reservados de autor. Existen leyes federales y nacionales que contemplan y protegen algunos aspectos muy importantes, en relación a toda obra creada en un medio tangible. Está la Ley del CTEA o “Copyright”, VARA, Ley de derechos morales de autor de Puerto Rico y la relacionada al uso justo o “fair use”, codificada en la sección 107 bajo la ley del “Copyright”. Nos enfocaremos en la doctrina del uso justo, en esta ocasión. Se pueden utilizar obras protegidas de otros autores, con el fin de promover el enriquecimiento de las artes y las ciencias. También, cuando por alguna razón no se logra o no se pide permiso al autor de la obra para poder usarla. Lo más recomendable es que no se utilicen obras protegidas por ley, para evitar cualquier batalla legal posteriormente, por el infringir de los derechos de autor de alguna persona. Es por esto, que la sección 107 establece un listado de categorías en las que se permite el uso justo de obras protegidas. Además, solo se permite utilizar la misma bajo ciertos parámetros. Las categorías bajo la doctrina del uso justo son: crítica o parodia, comentario, reportaje noticioso, educación, beca e investigación. Una vez se determina que una obra es protegida, que se utilizará bajo alguna de dichas categorías, entonces, se realiza una serie de preguntas particulares para determinar si se ha hecho o se hará uso justo de la obra protegida. Estas preguntas son: ¿El uso es comercial, educacional o sin fines de lucro? ¿La naturaleza de la obra protegida es la misma que la “nueva” obra? ¿La porción utilizada de la obra protegida es substancial? Por último, ¿La obra protegida es impactada de alguna manera? A esto se le llama, la prueba del uso justo. Una vez se poseen las respuestas a dichas interrogantes, entonces, se puede determinar si hay uso justo, de la siguiente manera. Si la nueva obra tiene un uso comercial, no hay uso justo. Si la naturaleza de la nueva obra es la misma, no hay uso justo. Si la porción utilizada de la obra protegida es substancial, no hay uso justo. Si la nueva obra impacta negativamente la obra protegida, no hay uso justo. Si las cuatro preguntas o tres de ellas, resultan a favor del uso justo, entonces, se puede usar la obra protegida. Si las cuatro preguntas o dos de ellas resultan en contra del uso justo, entonces, no se puede usar la obra protegida. De ser así, se anticipa un proceso judicial por el infringir de los derechos de autor. Como diseñadores gráficos debemos conocer las leyes que protegen nuestras obras; para hacerlas valer y/o reclamar nuestros derechos.

Si desea conocer más sobre la doctrina del “Fair Use”, presione aquí.

Foto tomada de: http://subdigit.com/

 

About the Author

Profile photo of María Colón

María ColónDe Caguas, P.R. Estudiante de Diseño Gráfico en la Escuela Internacional de Diseño y Arquitectura (EIDA) de la Universidad del Turabo, en Gurabo, P.R.View all posts by María Colón →

  1. Dionny SierraDionny Sierra04-27-2014

    Muy interesante y educativo el artículo. Gracias por compartir.

Leave a Reply